Tres jueves hay al año

Tres jueves hay al año que relucen más que el sol, Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión, bueno al menos eso se decía antes porque ya hace años que algunas festividades pasaron a días más apropiados y acordes a los nuevos tiempos, si Franco levantara la cabeza...

Este domingo pasado se ha celebrado el Corpus en la mayor parte de las localidades de nuestra provincia y por eso hemos podido ver tantos pueblos engalanados con sus mejores colores y olores y es que es costumbre que por aquellos lugares por donde pasa el Cuerpo del Señor (o la hostia después de la transubstanciación) se adornen ventanas, corredores y balcones con colchas, mantones y flores y se cubra el recorrido de la procesión de tomillo y romero mientras los recien comulgados alfombran las calles con petalos de rosa para que el dios cristiano recorra bajo paleo nuestras calles. Es común también adornar los portales y portalones de las casas y preparar pequeños altares en donde el Santísimo haga un alto para bendecir a sus moradores, también los neonatos tienen un papel importante en esta celebración y son colocados en estos altares provisionales para ser bendecidos y ahuyentar el mal de ellos.
En Zamora además la fiesta se completa con la musica y los desfiles de los gigantes y cabezudos mientras la custodia recorre la ciudad acompañada por la Tarasca, representación de la victoria del bien sobre el mal.
En Gallegos del Pan además se colocan en medio de las calles camas de tomillo y romero adornadas también con las mejores telas de la casa para que los recien nacidos reciban la bendición y la virgen del rosario pase sobre ellos ahuyentando sus males y dándole sus bendiciones, quizás no sea tan espectacular como el salto del Colacho en la localidad burgalesa de Castrillo de Murcia pero reviste también de una cierta originalidad.

3 comentarios:

MIGUEL dijo...

Muy bonito el artículo, preciosa la fotografía en blanco y negro y emocionante el vídeo. Imágenes para el recuerdo de Pablo, Sebas y Montse.

Gracias Manuel

Anónimo dijo...

¡¡¡Que bien Manuel!!!, tendremos todos un recuerdo.
Desde aquí quiero agradecerle a toda la familia de Rubén todas las atenciones recibidas y su generosidad, así como permitirnos participar en su fiesta (desde dentro). También animarle, ya que para darle continuidad a la fiesta, ¡se necesitan bebes!
Saludos

RUBÉN dijo...

YO DE MOMENTO NO TRAIGO BEBÉS PERO ESTOY ABIERTO A QUE LOS DEMAS SI LOS TRAIGAIS.
LAS GRACIAS NO SE MERECEN CUANDO SE TRATA DE AMIGOS COMO VOSOTROS.
RUBÉN